La historia de la ozonoterapia

La historia de la ozonoterapia empieza en Alemania, ha sido Werner von Siemens, quien en 1857 construyó el primer tubo de inducción para la devastación de microorganismos.

Durante el siglo XX, otro alemán, el químico Justus Baron von Liebig es el primero en aprender las aplicaciones del ozono para uso humano.

Los rusos en la II Guerra Mundial aceleraron las investigaciones de esta nueva medicina y transfirieron los conocimientos a las naciones socios, expandiéndose en el resto del mundo.

Origen etimológico del nombre ozono

Los principios etimológico del nombre de ozono, bautizado de esta forma en 1840 por el químico Alemán Cristian Friedrich Schonbein (1799-1868), deriva del verbo Griego ¨OZEIN¨ qué significa ¨OLER¨, debido a que este gas tiene un olor bastante característico.

En 1870, el doctor Alemán Lender hizo la primera publicación sobre efectos biológicos prácticos referidos a la sanitización de las aguas.

En 1873, Fox halla la función de este representante químico para la supresión de microorganismos.

Hay pruebas como desinfectantes desde el 1881, según lo dicho por el Médico Kellogg en su libro sobre Difteria.

En 1892 los Médicos Luth y Thauerkauf fundan en Alemania el instituto de Oxigeno-Ozonoterapia y publican los primeros trabajos en animales.

Primer uso del ozono en medicina durante el siglo XX

La primera constancia bibliográfica del uso del ozono en medicina data entre 1915-1918, una vez que el Médico R. Wolff cirujano líder de los servicios médicos del batallón alemán, empezó a hacer limpieza y sanitización de las heridas de guerra por medio de la ozonoterapia.

En 1950, Haüsler invento un generador de ozono para uso médico que permitiría la dosificación precisa de las mezclas de ozono-oxigeno.

Este descubrimiento ha sido decisivo para la historia de la ozonoterapia en la terapéutica, puesto que se necesita ejercer una dosis ideal de ozono para evadir males en las membranas celulares.

Uso de hoy del ozono doctor durante el siglo XXI

La utilización del ozono en medicina se hace básicamente internacionalmente, en la actualidad las terapias medicas con ozono permanecen populares por la Organización Mundial de la Salud.

El ozono actúa como antioxidante; inmunomodulador (estimula a los glóbulos blancos, lo cual incrementan las defensas del organismo frente a agresiones externas como las infecciones, y la detección de células mutágenas que pueden generar cáncer o patologías autoinmunes); además a grado de los glóbulos rojos aumenta la liberación de oxígeno generando un mayor transporte de oxígeno a las células, perfeccionando la función celular y la circulación generalmente; y además es un poderoso germicida: quita hongos, bacterias y virus. Se usa además para curar la piel.

Todos estos beneficios, provocan que el ozono sea bastante efectivo en el tratamiento de patologías como:

  • Dolores de boca (neuropátias, neuralgias).
  • Cabeza (migrañas, cefalea en racimos, cefalea tipo tensional crónica).
  • Mandíbula (dolores musculares y de la articulación temporo mandibular).
  • Cuello (cervicalgia crónica, cefaleo cervicogenica, latigazo cervical).
  • Síndromes de dolor miofascial generalmente (piramidal, dolor del suelo pelvico, etc) con artropatias y tendinopatías similares.
  • Lumbalgia crónica (pre y postquirúrgica).
  • Dolores del artefacto locomotor generalmente.
  • Enfermedades del estrés.
  • Fibromialgia.
  • Medicina antienvejecimiento” basada en la prueba científica (ozonoterapia sistémica, sueroterapia).
  • Tratamientos complementarios al deterioro congnitivo y la demencia.

Desde Línea Ozono se ofrece esta terapia alternativa que ayuda a mejorar la calidad de vida, para tratar muchas patologías entre las cuales esta la hernia de disco. Además, el precio de la ozonoterapia es más que accesible, y es un tratamiento aplicable para todas las edades.